LA PERSEVERANCIA, LA COMUNICACIÓN Y EL TRATAMIENTO MÉDICO EN LA ENFERMEDAD DE PARKINSON.

Tener una comunicación fluida con el equipo de salud, entender la importancia de respetar las tomas de los medicamentos y una actitud positiva pueden ser beneficiosas en la adherencia al tratamiento médico.
La Enfermedad de Parkinson (EP) es una afección crónica que requiere esfuerzo y dedicación por parte del paciente para sostener el tratamiento médico a lo largo del tiempo. Gran parte de la bibliografía académica considera que la adherencia al tratamiento es el cumplimiento en tiempo y forma de las pautas establecidas por el profesional.
En el Programa de Parkinson del Hospital creemos que para llevar a cabo esta labor es importante que haya una buena comunicación entre el equipo de salud y la persona con EP. La idea es estar mancomunados en una alianza, equipo de salud – paciente, que requiere por parte de este último un rol activo y colaborador, aportando inquietudes en la consulta médica que ayuden a mejorar las perspectivas del tratamiento.
En la enfermedad de Parkinson el cumplimiento de las pautas médicas no siempre se llevan a cabo, al respecto el Dr. Gonzalo Castro, neurólogo del Programa nos ilustra: “A simple vista podríamos pensar que la adherencia al tratamiento en personas con enfermedad de Parkinson es alta; es decir si toma o no la medicación. Sin embargo, en un trabajo de investigación que se está llevado a cabo en el hospital, aún sin contar con las cifras definitivas, encontramos que la adherencia es más difícil de lograr de lo que parece”.
Hay varios factores a tener en cuenta que influyen en el cumplimiento o no de la ingesta medicamentosa por parte del paciente. Por ejemplo características, cantidad, número de tomas y si ingiere uno o muchos fármacos. “La adherencia es marcadamente mayor en aquellos pacientes con fármacos de liberación prolongada, que implica un número de tomas diarias sustancialmente menor. Si además tenemos en cuenta que la mayoría de los pacientes tienen una o más enfermedades asociadas, el número de tomas diarias puede aumentar exponencialmente y con ello ser más dificultoso el cumplimiento” sostiene el Dr. Gonzalo Castro.
Otro de los factores a tener en cuenta son los síntomas relacionados con la EP “para sobreponerse a ellos es importante que siga al pie de la letra las indicaciones médicas. Esto implica a veces llevar la medicación siempre con uno, fijarse alarmas en el celular o depender del recuerdo de un familiar o acompañante. Lo antedicho llega a ser considerado por muchos como una pesada carga, aun sabiendo que sólo respetando ese proceder lograrán el alivio de la enfermedad” afirma el Dr. Castro.
Es aquí donde entra en juego ser constante para sostener el tratamiento a lo largo del tiempo. “En algunos casos, por un trastorno del estado de ánimo, pueden estar afectadas la voluntad y la perseverancia. Es un síntoma no motor de la EP y de hecho en ocasiones fluctúan a lo largo del día, lo que constituye un factor que conspira en la correcta toma de los medicamentos” nos comenta el neurólogo quien a su vez nos recuerda sobre la importancia de tener un medio social favorable que ayude, “la presencia de familiares o amigos que participen activamente del proceso de tomar la medicación sin duda garantiza el éxito cuando se habla de adherencia al tratamiento”.
Por último el Dr. Gonzalo Castro nos brinda algunos consejos que son útiles para mejorar la adhesión al tratamiento en la EP: “Entender los por qué de cada medicación o la frecuencia en las tomas y su relación con las comidas le permitirá al paciente sentirse protagonista del tratamiento. Es de vital importancia que se conozcan y reconozcan los efectos adversos producidos por los fármacos y se cuente con una estrategia de cómo combatirlos (discutiéndolo previamente con su médico antes de iniciar una nueva medicación). Además y como se ha mencionado, la cercanía con personas que colaboren en el recuerdo de las tomas o el uso de dispositivos como celulares o relojes alarmas toman un papel esencial por tratarse de una enfermedad crónica cuyo tratamiento depende de la constancia y cumplimiento por parte del paciente pura y exclusivamente”.

This entry was posted in Notas y Entrevistas. Bookmark the permalink.